Corte Suprema rechaza petición de libertad para las hermanas arrestadas el #11J / Supreme Court rejects petition for release for sisters arrested on #11J

Esp.

La madre de las jóvenes indica que están acusadas de desacato, vandalismo, propagación de epidemias y desórdenes públicos. Cuatro delitos que de acuerdo con Isaac Rojo, las muchachas no los cometieron. Las autoridades del Tribunal Supremo de Cuba rechazaron la solicitud interpuesta a favor de las hermanas Lisdany y Lidianis Rodríguez Isacc, las cuales fueron arrestadas por haber participado en las manifestaciones del pasado 11 de julio en Villa Clara, Cuba. El hecho fue confirmado por la madre de las jóvenes, las cuales llevan más de un mes detenidas e incomunicadas, y quien declaró:

«Yo le escribí al fiscal del Tribunal Supremo porque él dijo en la Televisión Nacional de Cuba que manifestarse no es un delito y como mis hijas lo que hicieron fue participar en las protestas que tuvieron lugar aquí, pensé que sabiéndolo él, tomaría alguna acción para ponerlas en libertad«.

Isacc recibió una notificación en la cual se le indicaba que debía dirigirse a la Fiscalía Municipal, pues este órgano había sido el encargado de enviar a prisión a las hermanas. A pesar de esto y a la falta de pruebas que las incriminen, las jóvenes recibieron la medida cautelar de prisión preventiva en la Cárcel de Mujeres de Guamajal, en Villa Clara. «Aquí en Placetas, las marchas fueron pacíficas. No hubo vandalismo, ni resistencia. Nada de eso». Aseguró la madre de ambas chicas.

Olga Mary Montiel, la abogada de las hermanas, consideró que las autoridades del Tribunal Supremo se deslindaron de responsabilidades con el caso. Mientras tanto, la madre de las detenidas ha pedido la intervención de la Asamblea Nacional, pero hasta ahora no ha recibido ninguna respuesta del órgano legislativo.

Casos como el de las hermanas Rodríguez Isacc se repiten a lo largo y ancho del país, pues cientos de personas, entre ellas menores de edad, ha sido detenidos desde las protestas populares del pasado 11 de julio y algunas de ellas aún se encuentran incomunicadas. La semana pasada se conoció que el Tribunal Provincial de La Habana ratificó la sentencia dada a la menor de edad Grabiela Zequeira Hernández, quien fue sentenciada a 8 meses de prisión domiciliaria. #SOSCuba


Eng.

The mother of the young women indicates that they are accused of contempt, vandalism, spread of epidemics and public disorder. The authorities of the Supreme Court of Cuba rejected the request filed in favor of the sisters Lisdany and Lidianis Rodríguez Isacc, who were arrested for having participated in the demonstrations on July 11 in Villa Clara, Cuba. The fact was confirmed by the mother of the young women, who have been detained and held incommunicado for more than a month, and who stated:

«I wrote to the prosecutor of the Supreme Court because he said on Cuban National Television that demonstrating is not a crime and since what my daughters did was participate in the protests that took place here, I thought that knowing him, he would take some action to put them on freedom«.

Isacc received a notification indicating that she should go to the Municipal Prosecutor’s Office, as this body had been in charge of sending the sisters to prison. Despite this and the lack of incriminating evidence, the young women received the precautionary measure of preventive detention in the Guamajal Women’s Prison, in Villa Clara. Here in Placetas, the marches were peaceful. There was no vandalism, no resistance, nothing like that. The mother of both girls assured.

Olga Mary Montiel, the sisters’ lawyer, considered that the authorities of the Supreme Court disclaimed responsibilities in the case. Meanwhile, the mother of the detainees has requested the intervention of the National Assembly, but so far she has not received any response from the legislative branch.

Cases like that of the Rodríguez Isacc sisters are repeated throughout the country, since hundreds of people, including minors, have been detained since the popular protests of July 11, and some of them are still incommunicado. Last week it was learned that the Provincial Court of Havana ratified the sentence given to the minor Grabiela Zequeira Hernández, who was sentenced to 8 months of house arrest. #SOSCuba

Alto nivel de infestación por el COVID_19 en una cárcel cubana / High level of infestation by COVID_19 in a cuban prison

Esp.

Los reos de la prisión «Playa Manteca» denuncian que esta prisión se encuentra infestada en un 85 % de su población penal con el COVID_19. Cuando los prisioneros llaman a sus familiares e intentan denunciar el abandono y la crisis que mantiene el sistema penitenciario sobre los reos en general, son interrumpidas las llamadas telefónicas desde la pizarra central dentro de la misma prisión.

Los familiares temen por la vida de los reos, pues llevan más de un año sin contacto visual con los reclusos, como medida preventiva para evitar el contagio dentro de la prisión, pero es justamente el personal que trabaja en estos centros penales, quienes contagian a los prisioneros. Además, quienes se encuentran confinados, cuentan con una alimentación deficiente e insana y por si esto fuera poco, este centro penitenciario, como muchos otros en la isla, no tiene medicamentos para tratar las dolencias de los prisioneros, los cuales son atendidos con hierbas medicinales, por la falta de medicinas a la que el régimen somete a todo el pueblo de Cuba.

De qué sirve que a nivel nacional los reclusos pasen más de un año sin tener ningún contacto con sus familiares, ni siquiera a la distancia del cordón de seguridad, si son contagiados por los carceleros y el personal sanitario dentro de las prisiones? Qué estrategia está elaborando el sistema de cárceles y prisiones del país, para que aunque sea a 4 metros de distancia, los familiares puendan ver a los suyos en las prisiones, aunque hablen por teléfono tras un cristal o acrílico? De cuánto tiempo requiere la dictadura cubana para reconocer e implementar un derecho inherente a la población penal? #SOSCuba


Eng.

The inmates of the «Playa Manteca» prison report that this prison is infested in 85 percent of its prison population with COVID_19. When the prisoners call their relatives and try to denounce the abandonment and the crisis that the prison system maintains over the inmates in general, the telephone calls from the central blackboard within the same prison are interrupted.

Family members fear for the lives of the inmates, since they have been without visual contact with the inmates for more than a year, as a preventive measure to avoid contagion inside the prison, but it is precisely the staff who work in these penal centers, who infect the prisoners. In addition, those who are confined, have a deficient and unhealthy diet and as if this were not enough, this penitentiary, like many others on the island, does not have medicines to treat the ailments of the prisoners, who are treated with medicinal herbs , due to the lack of medicines to which the regime subjects all the people of Cuba.

What good is it that at the national level inmates spend more than a year without having any contact with their families, not even at the distance of the security cordon, if they are infected by the jailers and health personnel inside the prisons? What strategy is the country’s jail and prison system developing so that even four meters away, family members can see their loved ones in prisons, even if they speak on the phone behind glass or acrylic? How long does the cuban dictatorship take to recognize and implement an inherent right of the penal population?

El régimen cubano es denunciado por la comercialización de productos donados por México / The cuban regime is denounced for the commercialization of products donated by Mexico

Esp.

Usuarios cubanos en las redes sociales denuncian la aparición repentina de productos mexicanos, fundamentalmente arroz y frijoles, en las controvertidas tiendas en Moneda Libremente Convertible (MCL) del régimen cubano y en las cuales no pueden comprar la mayoría de los residentes en la isla por cobrar sus salarios en los cada vez más devaluados pesos cubanos.

Para los denunciantes y muchos de los que opinan en sus publicaciones, la venta de estos productos a escasos días de que se hayan recibido donativos de la nación Azteca, hace sospechar que el régimen sólo repartirá gratuitamente una parte de las ayudas humanitarias recibidas de países aliados y continuará enriqueciéndose con el resto de la ayuda.

Onasis Torres Fernández es uno de los que denuncia que:

«Hace tres días que llegó el último envío de ayuda humanitaria desde México y ya el régimen comienza a surtir las tiendas en MCL con sacos de arroz y fríjoles Hecho en México».

El usuario también agrega que:

«Los sacos de arroz y fríjoles que se muestran en las imágenes, están siendo vendidos en la tienda de MCL llamada «Vento y Camagüey».

No es la primera vez que esto sucede, por sobre todo denunciamos que la dictadura castrocomunista siempre nos ha vendido parte de las ayudas que han sido enviadas al pueblo cubano, y cuando digo «parte», estoy queriendo decir que se ha quedado con el resto. Quienes destinan ayudas a Cuba, deberían saber que no llegan debidamente a nuestras manos, o sea, a las manos del necesitado pueblo cubano. Gracias a México por sacar del apuro al régimen cubano, quitándole lo que también necesitan los mexicanos para darlo al castrismo.


Eng.

Cuban users on social networks denounce the sudden appearance of mexican products, mainly rice and beans, in the controversial stores in ‘Freely Convertible Currency‘ (MCL) of the cuban regime, in which the majority of residents on the island cannot buy collect their salaries in the increasingly devalued cuban pesos.

For the complainants and many of those who have an opinion in their publications, the sale of these products a few days after donations have been received from the Aztec nation, makes us suspect that the regime will only distribute free of charge a part of the humanitarian aids received from allied countries and it will continue to enrich itself with the rest of the aid.

Onasis Torres Fernández is one of those who denounces that:

«Three days ago the last shipment of humanitarian aid arrived from Mexico and the regime is already beginning to stock the stores in MCL with bags of rice and beans Made in Mexico».

The user also adds that:

«The bags of rice and beans shown in the images are being sold in the MCL store called Vento y Camagüey.

It is not the first time that this has happened, above all we denounce that the Castrocommunist dictatorship has always sold us part of the aid that has been sent to the cuban people, and when I say «part», I mean that it has kept the rest. Those who allocate aid to Cuba, should know that they are not properly reaching our hands, that is, the hands of the needy cuban people. Thanks to Mexico for bailing out the cuban regime, taking away what mexicans also need to give to castrismo.

Arresto brutal contra dos hermanas manifestantes cubanas / Two protesting cuban sisters, brutally arrested #SOSCuba

Esp.

María Cristina Garrido y Angélica Garrido Rodríguez fueron detenidas a las 10:00 am del día 12/ 7/2021 en Quivicán, provincia de Mayabeque, Cuba, por participar en las manifestaciones del día #11J.
Fueron arrestadas violentamente por dos carros patrulleros donde iban 6 policías uniformados.

Fue tan brutal el arresto que Angélica se desmayó en tres ocasiones. Los policías no mostraron preocupación por esto y las trasladaron a la estación de la PNR de dicho pueblo. Al llegar al lugar, María Cristina fue golpeada por un policía uniformado.
Sobre las dos de la tarde fueron trasladadas al poblado de San José de las Lajas, a un centro técnico de investigación.

De ahí trasladaron a María Cristina hacia un lugar llamado «Prisión de Sida«, ubicado en el mismo pueblo de San José de las Lajas. En ese lugar, María Cristina fue golpeada dos veces por una oficial uniformada. Según el testimonio de María, la oficial golpeaba sin sentimientos a tal punto que María se orinó dos veces. Luego de terminadas las golpizas que le propinaron, la encerraron en una celda de tortura donde no se podía ni sentar, a la vez que le provocaron fuertes dolores de cabeza.

Aún María Cristina y su hermana Angélica se encuentran confinadas, acusadas de desorden público, resistencia, propagación de epidemias, atentado y de organizadoras de la manifestación. No existen pruebas contra ellas. A los 18 días de encontrarse detenida María Cristina, le fue dada la oportunidad a su esposo de visitarla después de haber insistido en varias ocasiones.

Hoy María Cristina y Angélica están juntas en el técnico de San José de las Lajas. María Cristina es madre de dos niños jimaguas de 11 años de edad, una hembra y un varón, y Angélica, madre también de dos niños, uno de 15 y el otro de 13 años de edad, menores que necesitan del cuidado de su mamá.

Las autoridades cubanas, incluyendo el sistema judicial, ha venido demostrando durante 62 años de revolución, la misantropía del régimen, pero de una forma sutil y enmascarada. Después de las manifestaciones del día 11 de julio, la crueldad despiadada contra la población, sin importar raza ; color, sexo o edad, se ha duplicado abiertamente, demostrando al mundo la esencia criminal del régimen, como lo es el caso de María y Angélica y peores, ya que existen cientos de víctimas inocentes de la crueldad del régimen castrocomunista y sólo por salir a exigir los derechos que por condición humana les corresponde.


Eng.

María Cristina Garrido and Angélica Garrido Rodríguez were arrested on July 12 of this year, in Quivicán, a town belonging to the province of Mayabeque, Cuba. This happened to them because of their participation in the demonstrations on #11J. They were violently arrested by two patrol cars with 6 uniformed policemen on board.

The arrest was so brutal that Angelica fainted three times. The police officers did not show the slightest concern about this and transferred them to the PNR station in that town. Upon arriving at the place, María Cristina was beaten by a uniformed police officer. Around two in the afternoon they were transferred to the town of San José de las Lajas, to a technical research center.

From there they transferred María Cristina to a place called «Sida Prison», located in the same town of San José de las Lajas. In that place, María Cristina was beaten twice by a uniformed officer. According to María’s own testimony, the officer beat her without any feelings, to the point that María urinated twice. After the beating they gave her ended, they locked her in a torture cell where she could not even sit down, at the same time that they caused severe headaches.

Even María Cristina and her sister Angélica are unjustly confined, accused of the false crimes of public disorder, resistance, spread of epidemics, attack and of being organizers of the demonstration. There is no incriminating evidence against them. 18 days after María Cristina was detained, her husband was given the opportunity to visit her after insisting on several occasions.

Today María Cristina and her sister Angélica are together at the San José de las Lajas coach. María Cristina is the mother of two 11-year-old twins children, a female and a male. Angélica is also the mother of two children, one 15 and the other 13 years old, four young children who need their mother’s care. The cuban authorities, including the cuban judicial system, have been demonstrating for 62 years of revolution the misanthropy of the regime, but in a subtle and disguised way. After the demonstrations on July 11 of this year, the ruthless cruelty against the cuban population, regardless of race; color, sex or age, has openly multiplied. The true criminal essence of the regime on the island has been demonstrated before the eyes of the world, as is the case of María and Angélica and worse, since there are hundreds of innocent victims of the cruelty of the Castro-communist regime and only to go out on the streets to demand the rights that by human condition correspond to all of us.

Policía cubano es enviado a prisión por renunciar a su oficio y ponerse del lado del pueblo / Cuban policeman is sent to prison for giving up his job and siding with the people #SOSCuba

Esp.

Un joven policía cubano ha sido enviado a prisión. Se encuentra en paradero desconocido.Fuentes confiables aseguran que esto ocurrió desde el día que él pidió la baja, decidiendo de esa forma abandonar su trabajo.

Según se denuncia en las redes sociales, se trata de Julio Dayron González Ordóñez, a quien se conoce como Julito y de quien dejan buenas referencias en el ciberespacio.

Julito es natural de la provincia de Camagüey, sin embargo, fue enviado a La Habana, donde estaría cumpliendo prisión por su drástica decisión. Según se dice en las redes, este ex-policía envió varias fotos de la violencia que aplica el régimen castrocomunista contra los manifestantes del Movimiento San Isidro […].

Se especula en las calles que él no es el único militar que ha desertado contra la tiranía castrista.


Eng.

A young cuban policeman has been sent to prison. His whereabouts are unknown. Reliable sources assure that this happened from the day he asked to resign, thus deciding to leave his job.

As reported on social networks, it is Julio Dayron González Ordóñez, who is known as Julito and who they leave good references in cyberspace.

Julito is a native of the province of Camagüey, however, he was sent to Havana, where he would be serving prison for his drastic decision. According to what is said in the networks, this ex-policeman sent several photos of the violence applied by the Castrocommunist regime against the protesters of the San Isidro Movement […].

It is speculated in the streets that he is not the only military man who has deserted against the Castro tyranny.

Engie Ena Álvarez cuenta como un día como hoy estuvo a punto de ser asesinada por el castro-comunismo

» […] Un día como hoy 26 de Julio de 1960, estando presa política mi mamá, en un interrogatorio los genízaros castristas le dieron una terrible pateadura estando embarazada de siete meses, al otro día nací yo casi muerta, pesando cuatro libras. Parió esposada y le pusieron a dos carceleros verdeolivo dentro de la habitación, el médico tuvo que decirles; vírense, es una mujer que va a parir».

#ProhibidoOlvidar Abajo el castro-comunismo !

(Entrevista hecha por Yunior González Rosabal a Engie Ena Álvarez).

Click aquí para escucharla.

Régimen castrocomunista condena injustamente a menor de 16 años de edad #SOSCuba

Grabiela Zequeira, una estudiante de contabilidad, fue arrestada el día que se inició el levantamiento del 11 de julio. Según la fuente familiar, la joven salía de una peluquería cuando se topó con «la revuelta» y fue apresada con violencia.

Grabiela Zequeira Hernández, de 17 años de edad, cursaba el 2do. año de contabilidad. Su vida dio un vuelco el 11/7/21, cuando la detuvieron en las protestas antigubernamentales que estallaron en decenas de localidades de Cuba.

«Mi familia es una familia unida, y más ahora con la injusticia que cometieron con ella. Grabiela no tiró ni una piedra. Tú me entiendes? «

Dice Dayron Hernández, un joven habanero de 28 años, masón. Después de más de 10 días en vilo, de espera y esperanza de que saldría absuelta, la familia conoció.que a la menor la sentenciaron el pasado 22 de julio a 8 meses de prisión, en el Tribunal del municipio «10 de Octubre». La madre sólo pudo tener contacto con ella tras el juicio. Luego, otra vez el silencio.

«Hasta ahora no se sabe nada de mi prima, cuando se terminó el juicio, sólo dejaron entrar a la sala a mi tía, y desde ahí no se ha sabido ni para qué prisión se la llevaron».

Refiere Dayron Hernández.
En su perfil en Facebook, Hernández explotó contra
«esta dictadura»
y dijo que no entiende

«[…] dónde están los Derechos Humanos en este país?»

Criticó que, como a su prima, han violado los derechos a otros menores en la isla, personas
«que

para algunas cosas para este gobierno son niños y para otras adultos».

Grabiela Zequeira Hernández fue arrestada el día que iniciaron las manifestaciones, en una zona cercana al monumento de la Virgen del Camino. Según la fuente familiar, la joven salía de una peluquería cuando se topó con «la revuelta».

«Ella se quedó mirando, normal, nunca nadie había visto eso. Yo tengo 28 años y nunca vi nada así. Como los demás, Grabiela se quedó mirando, pero para ellos (para los agentes de la policía), eso significa que estaba apoyando al pueblo«.

Dayron Hernández denuncia que

«La cogieron por los pelos, la bajaron de la moto en la que estaba y se la llevaron a ella y a otro muchachito».

La legislación penal cubana establece que son imputables los mayores de 16 años, aunque todavía son menores de edad. Además, reconoce un tratamiento diferenciado al comisor de un hecho delictivo que se encuentre entre las edades de 18 y 20 años.

La joven estudiante no tenia antecedentes delictivos. Su familia consiguió una carta firmada por profesores de su escuela, quienes dieron fe de que ella es «buena alumna». Nada de esto importó en la sala judicial de Santa Catalina y Mayía Rodríguez. Han comenzado juicios sumarios a los detenidos en las protestas, acusados de delitos de desórdenes públicos e instigación a delinquir.

Especialistas jurídicos explican que el procedimiento que están siguiendo permite juzgar en menos de 20 días a las personas acusadas por delitos, cuyo marco sancionador no excede el año de privación de libertad, y no es necesario que esté presente ni un fiscal, ni un abogado.

Se ha confirmado con abogados de La Habana, Cienfuegos y Villa Clara, que las autoridades «presionan y amenazan» a los letrados pertenecientes a la Organización Nacional de Bufetes Colectivos (ONBC), única entidad autorizada en Cuba para la representación legal de ciudadanos. La defensora de Grabiela Hernández, por ejemplo, sólo pudo verla poco antes de la vista.

«La abogada batalló ahí pero al final es como la pelea entre el león y el mono. El león siempre va a ganar por muy guapo que sea el mono. A la abogada, antes de empezar el juicio, la llamaron y hablaron con ella, y ya tú sabes […], le habrán dicho miles de cosas».

Dice el primo de la menor.
Los familiares de Grabiela ven como se desbarató de golpe su futuro inmediato. Temen que cargue con el estigma de la prisión, en un país donde hay muy pocas opciones de progreso.

«Mi prima, por mucho que se esfuerce, no puede trabajar en un lugar bueno. Todas las posibilidades para ella aquí, ahora mismo se perdieron, por muy buena controladora que ella sea». Lamenta Dayron.

«Solo pido un milagro de Dios para que mi prima salga libre». Concluyó su diálogo.