Régimen cubano procura asesinar lentamente a Flor María Mantecon Salina.

En marzo del año 2012, Flor María Mantecon Salina, vecina del municipio Florida, en la provincia Camagüey, Cuba, comienza con fuertes zumbidos en su cabeza, fue ingresada varias veces pero nunca se llegaba a un diagnóstico y al final le daban de alta. Con el pasar del tiempo,

Continuar leyendo «Régimen cubano procura asesinar lentamente a Flor María Mantecon Salina.»

La ayuda Soviética a Cuba, 6 mil millones anualmente.

Esta publicación es el resultado de una pregunta que me hizo una hermana de lucha venezolana, a través de un comentario en Twitter, pregunta la cual me hizo decidirme por hacerle saber a muchos hermanos cubanos que realmente NO tendríamos porqué estar padeciendo la pobreza que padecemos en Cuba en pleno año 2020. Se trata de la pobreza que enfrenta el pueblo cubano, cuando no debiera ser así.

Continuar leyendo «La ayuda Soviética a Cuba, 6 mil millones anualmente.»

El parecido entre Alcatraz y Cuba.

Quizás un reto personal a demostrar el parecido que pudiera haber y que hay entre la que un día fue, y esta otra que aún continúa siendo una isla-prisión. También algo así como la necesidad de denotar un aspecto que diferencia a dos islas, y sucede que la una es actualmente un lugar histórico, mientras que la otra, nada del pasado, continúa siendo lo que dejó de ser su par en el 1963.

Continuar leyendo «El parecido entre Alcatraz y Cuba.»

Fidel Castro Ruz, más que asesino, satánico.

Quisiera comenzar diciendo que

al hablar del difunto dictador Fidel Castro Ruz, estamos hablando de un perfecto anticristiano. Como bien se puede decir, Fidel persiguió a la iglesia en vida e incluso, luego de fallecer, dejó su legado de odio y maldad a Dios. Satánico sí, desde mi posición de cristiano y desde la visión de cualquier otra persona que se considere cristiana, esto es lo que fue Fidel Castro, un perseguidor del cristianismo, no puede haber otra forma de catalogarlo que no sea la de un perfecto satánico. Ahí tenemos ese versículo de la Santa Palabra, en Mateo 19:18, (de entre los 10 Mandamientos,) el cual dice: …No matarás… en el caso de Fidel, más que matar le robó la vida incluso a niños. Ahí tenemos el hundimiento del remolcador 13 de Marzo por citar solo un ejemplo, donde asesinó a 41 personas, de entre ellas, 10 niños de entre 6 meses y 12 años de edad. La más pequeña, Hellen Martínez Enríquez, de solo medio año de nacida, asesinados tan solo por intentar huir de este infierno de vida al cual ha estado sometido el sufrido y oprimido pueblo cubano por 6 largas décadas bajo el yugo dictatorial del régimen castro-comunista. Fidel fue un ser diabólico, aclaro que no soy de mesclar política con religión, pero en este caso lo considero necesario. No solo soy considerado enemigo del estado porque me oponga al régimen desde el punto de vista político, sino también porque mis principios cristianos no me permiten aceptarle absolutamente ninguna condición a dicho régimen, aceptarle la mínima condición al régimen castro-comunista sería ir en contra de aquello que nos pide Nuestro Padre Celestial. Dicho de otra forma, ya no estaría sirviendo a Dios sino al diablo. Como cristiano, y si fuera padre, o sea, si tuviera hijos, el régimen no podría imponerle a los tales usar una pañoleta roja, la cual significa en este caso comunismo, o lo mismo, maldad, derramamiento de sangre. Como cristiano, el régimen no podría imponerle a mis hijos que gritasen la consigna: Pioneros por el comunismo, seremos como el Che». Es una ideología de asesinos. El Che fue un asesino, un asesino a sangre fria, y si yo creo en Dios, no puedo permitir bajo ningún concepto que obliguen a mis hijos a gritar semejante cosa. Incluso como padre y creyente, cuento con el derecho inalienable y preferente, reflejado en el artículo 26:3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, a escoger el tipo de educación que habrá de darse a mis hijos, que en este caso será una educación basada en las Santas Escrituras. Aprovecho para mencionar que por esta misma razón, el régimen castro-comunista sancionó a los pastores evangélicos ‘Ramón Rigal’ y ‘Ayda Expósito’ a 2 y 1 año y medio de prisión por el mero hecho que estos deseaban educar a sus hijos en el hogar o lo mismo, procurar para sus hijos, una sana educación basada en la fé cristiana y no en doctrinas de criminales. Practicar el cristianismo es amar a Dios y al prójimo. Practicar el satanismo es obrar en contra de Dios y en contra del prójimo, y a eso se dedicó Fidel. Que no se olvide que entre el 1965 y 1968, 30.000 jóvenes (cubanos) fueron recluidos en la UMAP. Entre sus miembros se encontraban cristianos, que no se olvide tampoco que de los 30.000, 500 reclusos terminaron en el psiquiátrico, más de 70 fueron fusilados o conducidos a la muerte a través de la tortura y más de 180 cometieron suicidio. Con todo respeto opino, que ningúna persona que concienta con el castro-comunismo, debiera hacerse llamar seguidor de Dios, antes que nada, se estaría engañando a sí misma e intentando seducir a otros, y eso Dios no lo conciente. Como bien lo dice la Santa Palabra en: Mateo 6:24 «Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro». No se puede estar con Dios y con el diablo y el castro-comunismo verdaderamente es del diablo. Hermanos, prefiero ser un perseguido por mi fe, como lo fue Nuestro Señor Jesús Cristo y sus discípulos, a contar con una supuesta libertad de ejercer una supuesta creencia, sirviéndole primeramente a unos criminales que tienen sus manos manchadas de sangre inocente, sirviéndole primeramente a enemigos declarados de la iglesia, a enemigos de Dios. O se está con Dios y en contra del mal, o se está con el mal y en contra de Dios. No hay cabida para ambas cosas, que la Santa Palabra me contradiga, si me encuentro en un error, que no lo creo.

Muchas gracias !

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: